Con nuestra tecnología podrás realizar relieves, acabados brillantes y mate, y motivos fotográficos impresos con una resolución de hasta 1200 dpi


El packaging del producto juega un papel determinante en las decisiones del consumidor. En muchos casos, el packaging es el único impacto con el que contará la marca para convencer al cliente. De hecho, tener “boxappeal” es determinante, porque, entre otros indicadores, el 70% de las decisiones de compra se realizan directamente en punto de venta, o el hecho de que el 85% de los compradores reconozca que los elementos en punto de venta les influyen más que las acciones de marketing fuera de la tienda.

Por este motivo, cuando planteas un proyecto de packaging, hay que abordarlo desde una óptica tanto funcional como de marketing, como te explicamos a continuación.

Hazlo funcional

La principal función del packaging es contener y proteger el producto. En este punto no podemos fallar, ya que una mala experiencia de consumidor puede repercutir en que el consumidor deje de comprarnos. Hay que conseguir que el packaging y embalaje mantengan unas óptimas condiciones en toda su vida útil. Ten cuenta aspectos como el almacenaje, el peso del producto, o incluso el transporte del consumidor hasta su casa. Para ello son vitales los materiales y su diseño estructural.

Adáptalo al consumidor

Piensa en el consumidor que decide la compra. Puedes realizar formatos y diseños infantiles si tu producto es para niños, convenience para atacar a los consumidores que busquen practicidad o formatos ahorro para seducir a los que deciden por precio.

Que hable sobre el producto

Producto y packaging son percibidos como un todo por el consumidor. Al coger tu packaging el usuario debe hacerse una expectativa correcta del producto que contiene y saber qué está comprando.

Sé creativo

En esta parte es en la que más podemos ayudarte. La tecnología de impresión digital directa sobre cartón ondulado de Wondu, puede darte lo que necesitas para destacar en el lineal. Has de tener en cuenta que en un supermercado hay unas 25.000 referencias, y el consumidor sólo dedica de media un minuto a escoger por artículo.
Piensa en un diseño que destaque sobre otros productos y sobre la competencia y funcione como un call to action.
Con nuestra tecnología podrás realizar relieves, acabados brillantes y mate, y motivos fotográficos impresos con una resolución de hasta 1200 dpi.

Pon la información exacta

Otro aspecto importante es equilibrar la información. No caigas en el error de poner excesivos mensajes que hagan que se diluya a marca. Tampoco hagas un diseño excesivamente minimalista, si tu marca no es muy reconocida, puede no ser suficiente para convencer al consumidor. Debes encontrar el equilibrio perfecto y establecer diferentes niveles de lectura.

Piensa dónde vas a vender

Otro tema a tener en cuenta a la hora de diseñar es saber dónde se va a vender. Si vas a vender en un ecommerce ten en cuenta que el consumidor sólo va a guiarse por la vista, en cambio, en puntos de venta físicos, podrá coger el producto, percibir el tamaño o el peso.

Hazlo sostenible

Finalmente, una de las cosas que más valoran los consumidores es la sostenibilidad. Piensa en packagings que sean reciclabes o reutilizables. El cartón ondulado, es uno de los materiales más fácilmente reciclables y respetuosos con el medio ambiente.

¿Te ha gustado? ¿Tienes algún otro concepto que aportar? Sigue estos consejos y seguro que consigues un packaging efectivo para tus productos.