Creando un packaging único y que cuenta una historia sobre la marca


Censet, Ladissenyadora y Vallformosa/Domènech Vidal querían crear dotar una personalidad única a dos nuevos vinos de la marca Cultivare, realizando un homenaje a las viñas viejas de donde se sacaba el vino.

Para ello fabricaron un suelo con las 5.000 etiquetas auténticas que iban a ir en las botellas y los bailarines Olga Álvarez y Joan Palau, prepararon una coreografía basada en el ciclo del vino, que evocaba cómo crecen las cepas retorciéndose para dar la preciada uva.

La coreografía se interpretó bajo una lluvia de pintura y la música de Miguel Marín, optándose por el color rojo para el tinto y el dorado para el blanco.
El resultado fue que cada etiqueta quedó impregnada por los pies, manos y partes del cuerpo de los bailarines, consiguiendo una etiqueta única para cada botella, aportando exclusividad al producto y transmitiendo los significados.

En Wondu tuvimos la oportunidad de participar el en proyecto realizando la producción de los estuches premium para 2 y 4 botellas, que transmitieran la historia.

El proyecto requería conseguir gran calidad de imagen para transmitir la emoción de los bailarines al cartón ondulado. Para conseguirlo nos servimos de nuestra tecnología digital de impresión directa, que consigue hasta 1200 dpi y acabados premium para los textos.

La realización del proyecto requirió de varios meses de preparación pero el resultado mereció la pena.
Las pieza audiovisual han ganado el premio al mejor trabajo promocional en un festival internacional audiovisual del sector del vino y del cava, y se han hecho eco del proyecto numerosas publicaciones del sector del packaging.

El branding y la capacidad de las marcas para contar historias, es cada vez más una necesidad de las marcas para diferenciarse y conseguir conectar con las personas. Y el packaging es una pieza más dentro de cualquier estrategia de brand content que no debe desentonar.

Si tienes un proyecto de branding cuenta con nosotros para el packaging.